Blog

vivienda Mallorca

El 40% de las viviendas que se construyen en Mallorca son compradas por extranjeros

Las inmobiliarias de alto nivel afirman que se está registrando un «boom con fecha de caducidad».

Artículo publicado en Diario de Mallorca.

El sector inmobiliario es consciente de que se trata de «un boom con fecha de caducidad», pero el retorno de los extranjeros a Mallorca está generando un enorme incremento en la demanda de viviendas por parte de los no residentes, hasta el punto de que en estos momentos se están superando ya las cifras previas a la pandemia, según subraya el presidente de la Asociación Balear Inmobiliaria Nacional e Internacional (ABINI), Hans Lenz. Su homólogo en la patronal de promotores inmobiliarios del archipiélago, Luis Martín, coincide con esa afirmación y pone de relieve que actualmente la adquisición de residencias de nueva edificación por parte de los extranjeros supone aproximadamente un 40% del total. Con un elemento adicional: se trata de inmuebles cuyo precio se mueve en la gama alta de la oferta existente.

Los dos representantes empresariales antes señalados, al igual que la presidenta del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Balears, Natalia Bueno, ponen en valor la reactivación del mercado inmobiliario que se está dando en la isla, pese a los problemas que sigue teniendo para acceder a una residencia buena parte de los residentes en Mallorca debido al elevado nivel de precios.

Son los extranjeros los que en estos momentos están impulsando la demanda inmobiliaria en Mallorca. Hans Lenz señala que el mercado «se animó» a partir de marzo, con el regreso de los alemanes, y que desde ese momento la tendencia ha seguido evolucionando al alza, hasta registrarse un boom en las compras por parte de la clientela europea, que se ha situado ya en niveles que superan los de 2019, según se destaca.

Pese a ello, el presidente de ABINI admite que ese ritmo no se va a poder mantener indefinidamente, de ahí que hable de «fecha de caducidad». Hans Lenz achaca este impulso al confinamiento que muchos europeos han sufrido durante los últimos meses y al deseo de buscar una residencia en un entorno más agradable desde el que se pueda teletrabajar.

Luis Martín coincide en que este crecimiento de la demanda extranjera va a hacer que el conjunto de las ventas, teniendo en cuenta que las nacionales todavía estén mostrando signos de debilidad, se sitúen al cierre de este año todavía por debajo de 2019, pero ya cerca de los resultados de ese ejercicio.

También Natalia Bueno señala el impacto que la demanda extranjera está teniendo en la recuperación del sector, que ha pasado de ser casi inexistente en 2020 a suponer una parte muy importante de las ventas actuales, aunque sin ocultar los problemas que sigue sufriendo la clase media española para acceder a una vivienda.

Los palmesanos vuelven a la part forana

La vivienda ha alcanzado un precio tan elevado en Palma que está haciendo que las clases medias de la isla estén viendo limitada su capacidad de compra a zonas muy concretas de la ciudad, y que en estos momentos tienen a es Rafal como uno de los ejemplos más claros, según señala la presidenta del Colegio de Agentes de la propiedad Inmobiliaria de Balears, Natalia Bueno. El centro y el inicio del Ensanche han quedado ya fuera del alcance de la mayoría de las familias.

Pero esta situación está impulsando otro fenómeno que ya se vivió antes de la crisis de 2008, y es un éxodo de personas que desearían vivir en Palma pero que están optando por la part forana al tener unos precios mucho más asequibles. Eso explica, según subraya el presidente de la asociación de promotores de las islas, Luis Martín, que haya empresas que estén preparando proyectos residenciales en municipios próximos como Llucmajor, Marratxí o Campos.

LAS CLAVES

  • Demanda extranjera: Las compras superan ya las de 2019

La compra de viviendas por parte de extranjeros está alcanzando en Mallorca un nivel que supera ya el que existía en 2019, y supone el 40% del total.

  • Demanda nacional: Sigue el problema de las clases medias

Las clases medias residentes siguen teniendo un problema de acceso a la vivienda por los precios, lo que hace que la demanda se desplace a la part forana.